Publicado el

LA FORMA DE VESTIR DE FINALES DEL SIGLO XIX

La forma de vestir de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, tenía al igual que otras épocas sus peculiaridades. Entre estas características destaca: -Las mujeres de la clase acomodada se cambiaba de ropa varias veces al dia, según la actividad que hicieran. También se disponía de ropa específica informal para viajar y practicar deporte,  y cuando iban a la playa, las mujeres llevaban un vestido de baño muy cerrado. Las hijas coordinaban con la moda de sus madres y también llevaban polison, aunque con faldas más cortas( que dejaban ver a menudo unos pantalones cortos tipos bombachos que se ponían debajo de la falda). Había una influéncia muy marcada del japonismo que duró desde el 1980 hasta el 1920 y que comportó la utilización del kimono japonés en las casas, como la bata exótica de estar por casa, o también la utilización de tejidos japoneses para la confección de vestidos occidentales. En 1856 y con la introducción de la anilina , el primer tinte sintético que supuso un cambio muy importante en la paleta de colores de la ropa. Los azules, malvas, y rojos oscuros que producía la anilina eran tan nuevos que la burguesia las adoptó rápidamente. La forma de vestir de finales del siglo XIX, principios del siglo XX, se caracterizó por la elegancia, el refinamiento, y el optimismo. Los patrones que regían la moda eran estéticos, siendo secundarios la comodidad y el bienestar de la mujer. Hasta comienzos del siglo XX, la moda femenina fue incómoda debido a la utilización del corsé, que apretaba todos los órganos internos. El ideal de belleza femeninos, debía ser de pecho ergido y abundante, caderas anchas, nalgas exageradas, y cintura muy afinada. Así surgieron las mujeres con forma de S, que ajustaron las faldas, recogieron el pelo con complicados peinados. A finales de este periodo, comienza a parecer un nuevo tipo de mujer, que lucha por su derecho al voto y por entrar en el mundo laboral. Para ellas, la vestimenta se fue simplicando y la excesiva ornamentación fue desapareciendo, dando lugar al traje sastre de 2 piezas. En cuanto a la ropa interior, la gran variedad de ropa surgida gracias a la revolución industrial, supuso que también hubiera una gran variedad de ropa interior, adecuados a los nuevos vestidos. Aparecen las calzas largas, o calzones, enaguas, miriñaques y polisones. En el calzado femenino, destaca el predominio de la bota de talón alto (normalmente cerradas y acabadas en punta) que eran muy difíciles de poner. Por esta razón en el tocador que Gaudí diseño para Isabel Güell, dispuso también de un taburete que servia como calzador-tocador. Un mueble funcional que disponía también de espejo, y una mesita cubierta de vidrio protector por si se caía algún frasco. A finales de la década de 1910, se empezará a producir un cambio en la moda significativo, ya que se tenderá a buscar un estilo más cómodo y funcional para la mujer. Se empezarán a sustituir los peinados complicados a recogidos a un corte suelto, el largo de la falda se acortó desde el tobillo a la rodilla. las mujeres buscaban un estilo cómodo, juvenil, sin realce del busto o la cintura.

 

Isabel lópez images

En esta foto, Isabel  lleva un vestido de 2 piezas formado por cuerpo y falda, que es larga y plana por delante, al mismo tiempo que sobresale por detrás gracias al polisón . El polisón era un tipo de cojín que se colocaba en las nalgas y se ajustaba a la cintura a fin de aumentar el volumen de la falda. Este conjunto de 2 piezas con polisón es típico de la segunda mitad de siglo XIX.  El vestido está muy decorado, y tiene un gran lazo en la parte de detrás. El sombrero es pequeño, de ala corta, que solian decorarse con lazos, plumas de ave, o agujas. Este tipo de sombrero era muy típico de la época. El abanico que lleva en la mano, es un elemento funcional y a la vez decorativo y es de grandes dimensiones.

Eusebi Güell PalauGüell-Eusebi Guell

En la foto, podemos ver como el Sr Güell lleva un vestido de diario, consistente en una levita ceñida al cuerpo con unos faldones que envuelven completamente los muslos y debajo una camisa con lazo y chaleco. La levita proviene de la indumentaria militar, en concreto de la casaca, la cuál con los tiempos irá sufriendo diferentes modidicaciones, y será el antecedente de la actual americana que surgirá después de acortar la levita.

Personal de Servicio 9

La librea era el vestido típico de los criados de una casa noble o rica. En este caso, tenia la forma de frac a la inglesa, con solapas abiertas y botones, y en la parte inferior se componía de calzones que llegaban a los tobillos y que se abrochaban. Normalmente las libreas iban acompañados de distintivos y galones, pero en este caso se trata de un conjunto moderno y poco pretencioso. También llevan debajo dejo del frac, llevan un chaleco con botones y lazo blanco, y medias oscuras y gruesas con zapatos con hebilla. Los criados masculinos, eran normalmente los que servían en la mesa y lo hacían con guantes .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s